No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Cine/TV

Larga vida y prosperidad – Zona de confort 

Ahora que los Oscar y los Goya han premiado el cine de buen rollo y sin aristas que parecen representar Green Book y Campeones, quizás una película como Larga vida y prosperidad encuentre a su público. Desde luego, no busquemos en ella la calidad que atesora la ganadora del premio a la mejor película, de Peter Farrelly. Tampoco las risas de la cinta de Javier Fesser. Convencional y sencilla, aquí dirige sin aspavientos Ben Lewin -Las sesiones (2012)- una historia que con tono amable nos presenta a Wendy, una joven autista interesada por la ciencia ficción de Star Trek. De ahí que el título sea una referencia al conocido saludo vulcano de Spock, hierático pero superdotado personaje de orejas puntiagudas con el que la protagonista se identifica.

Cine/TV

Green Book: racismo pero de buen rollo 

Nominada a 5 premios Oscar, incluido el galardón a la mejor película, Green Book me parece justamente eso: un film hecho para ganar un premio de la Academia. Estupendamente dirigida, escrita y producida, la palabra impecable es la que mejor define esta cinta. También podemos decir que no da un solo paso en falso. La historia de un italoamericano que debe hacer de chofer en la gira por el racista sur de Estados Unidos de un talentoso pianista afroamericano, mezcla cuidadosamente sus ingredientes para complacer a todos. La historia apela constantemente a los buenos sentimientos y sus protagonistas, absolutamente simpáticos, no tienen la más mínima sombra. Apenas algunos defectos para parecer cercanos. Muy bien interpretados por Viggo Mortensen y Mahershala Ali, la pareja protagonista tiene química y comicidad, pero en ocasiones se acercan a la caricatura: el apetito insaciable del pragmático Tony, el gesto estirado del elitista Don Shirley.