La diferencia entre ser padres con hijos y formar una familia parece ser la tesis que expone Jaime Rosales en su película Girasoles silvestres. Para exponer sus ideas, Rosales se sirve del personaje de Julia, una joven madre soltera que lucha por sacar adelante a sus hijos, pero que también busca la felicidad y el amor en una pareja. La película se divide entonces en tres partes o capítulos centrados en tres jóvenes que mantienen una relación sentimental con Julia.