Mis queridas antípodas, ¿convertidas en el escenario de un crimen? El paraíso del indiepop –Escocia y Suecia también me valen como “rutas alternativas”– ¿transformado en un lugar donde el capitalismo rampante, el racismo y la corrupción campan a sus anchas? Eso y mucho más es lo que nos propone Corte perfecto, trepidante primera novela del escritor británico –aunque afincado en Australia– Alan Carter, que desembarca en nuestro país tras ser celebrada como uno de los debuts más fulgurantes en los últimos años dentro del género criminal anglosajón –obteniendo el Premio Ned Kelly en Australia y siendo finalista del Premio Dagger en Reino Unido, ambos en la categoría de mejor debut de novela negra– gracias a la editorial Yulca, cuya creciente colección criminal ya nos ha brindando la excelente Los Topos y la notable En Taormina en invierno –ambas reseñadas en Indienauta–. Pero hoy toca emprender un largo viaje, uno hacía un destino de postal, la costa de Australia Occidental, bañada por el Gran Océano del Sur, ideal para unas relajadas vacaciones en plena comunión con la naturaleza salvaje… Cuidado con los tiburones…