Dejemos las cosas claras. No he visto True Detective, ni tengo intención de hacerlo —uno no es seriéfilo, sigo prefiriendo el cine, sobre gustos…—, así que en esta reseña doble no vais a encontrar comparaciones ni referencias a la serie. El hecho de estar dedicando este especial a su creador, Nic Pizzolatto, sólo tiene que ver con el interés e impacto de sus primeros libros, con que la editorial que ha comenzado a publicarlo en España sea una tan prestigiosa como Salamandra —inaugurando su colección noir Salamandra Black con Galveston— y con que venga cosechando las alabanzas de grandes autores como Dennis Lehane o Adam Johnson. Además, gracias a la colaboración de la editorial barcelonesa, podemos adentrarnos en la obra literaria del de Luisiana de forma completa: novela y relatos. Así que, sin más dilación…