Los chicos tenían muchas ganas de volver a grabar juntos y eso es algo que se nota desde la primera escucha de We Got The Light (Wild Punk, 2013). Con catorce años de carretera a sus espaldas, cuatro años tras aquel genial Decalogy (Red Vanette, 2009) y tras los dos discazos en solitario de Dani Llamas, G.A.S. Drummers vuelven con la maquinaria de hacer hits perfectamente engrasada. We Got The Light es un disco tremendamente positivo, repleto de buenas vibraciones y de grandes canciones.