Hoy, cortesía de Automática editorial, traigo Oso vs. tiburón de Chris Bachelder, uno de los libros de lo que llevamos de año. Porque, desde esa impactante cubierta jugando con la iconografía del mítico Street Fighter, sus tres páginas de surrealista índice, la cita aplastaserpientes del gran Kurt Vonnegut, ese prólogo a lo Frederick Barthelme, y, lo que es más importante, 230 páginas de sátira delirante sobre nuestra esperpéntica era mediática, todo apunta en una sola dirección: estamos ante una novela muy especial.