Desde Washington D.C., Flasher han entrado como un torbellino en la escena indie-rock norteamericana. Y no es para menos, en su álbum debut, y en apenas media hora, este joven trío condensa frescura, melodías, potencia y buenos estribillos, dejándonos una de las colecciones de canciones más interesantes de lo que va de año. Sobre todo si sois aficionados al buen rock y a las guitarras distorsionadas.