La única pega que se le puede poner a una obra como Feud es la sensación de que su principal...