No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Libros

Los mejores libros de 2016 

Se nos ha retrasado un poco. Pero es que, felizmente, el goteo de lecturas seriamente candidatas a aparecer en esta lista de los mejores libros de 2016 ha sido continuo. Pero, por fin, la redacción de Indienauta «ha hablado»: aquí tenéis nuestros libros favoritos del recién finalizado año. 365 días con tanto nivel que nos hemos visto obligados a hacer una segunda lista con las cinco obras predilectas en ese singular subgénero —que afortunadamente sigue creciendo gracias a la labor editorial— que son los libros de música. En total, quince joyas que no deberían faltar en vuestra biblioteca, o que —siempre a nuestro juicio— serán aciertos seguro en caso de regalo de Reyes.

Libros

Gainsbourg: Elefantes rosas, Felipe Cabrerizo (Expediciones Polares, 2015) 

Las biografías musicales tienen muchos peligros. Una vergonzante tendencia a la hagiografía, impúdicamente falsa, con frecuencia eliminando o sublimando los aspectos más espinosos. Convertirse en una burda imitación de la estructura del legendario pero extraordinariamente tramposo programa de la MTV Behind the Music, mediante la que vemos al artista-banda/héroe alcanzar el éxito, luego padecer alguna tragedia o tremendos problemas derivados de la fama, para finalmente renacer de sus cenizas cuál ave fénix —espera, ¿no tienen la misma estructura el 90% de las películas made in Hollywood?—. O resultar una monótona acumulación de datos y anécdotas —preferiblemente con abundantes “famosetes” aportando sus opiniones y “batallitas”, igual que los cameos que atestan ciertas películas para ocultar su falta de guión— ordenados cronológicamente sobre la vida y obra del personaje biografiado, algo difícilmente digerible para quienes no sean fans del artista en cuestión. Afortunadamente, nada de eso sucede en Elefantes rosas, que nos llega de la mano del donostiarra Felipe Cabrerizo y la editorial Expediciones Polares —fantástica, cuidada presentación y edición— y nos sumerge, en todas sus dimensiones, en la singular figura, carrera y existencia de un icono cultural: Serge Gainsbourg.