No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Cine/TV

La cámara de Claire – Instantáneas cruzadas 

La gran dificultad para acercarse al cine de Hong Sang-sooAhora sí, antes no (2015)- es paradójicamente su sencillez. Una simplicidad que puede hacernos pensar que se nos ha escapado algo, o que las imágenes guardan un sentido oculto que desconocemos. Todo lo contrario, lo que hay que hacer es dejarse llevar por esa depuración formal, señal de estilo y gran valor del director coreano.

Cine/TV

Call me by your name – Cuento de verano 

Hay películas que son la vida. Que son capaces de evocar sensaciones apelando a nuestra memoria sensorial de una manera vívida. No tengo ni idea de cuál es el mecanismo para conseguirlo, en literatura o en cine, pero hay obras que no se ven con los ojos, ni se reciben con el intelecto, se sienten. “Lo que te ha pasado con Oliver nada tiene que ver con la inteligencia” le dice su padre a Elio, en uno de los monólogos más bonitos que he escuchado nunca.

Cine/TV

El Porvenir (Mia Hansen-Love 2016) 

Cuenta Platón en sus diálogos, que Tales de Mileto cayó en un pozo por ir mirando el cielo. Isabelle Hupert interpreta, en esta muy recomendable El Porvenir, a un personaje que debe ser una especie endémica del cine francés: un intelectual, infinitamente cultivado y probablemente de izquierdas. Creo que según nuestro mundo ha ido empeorando, la profesión de dicho personaje arquetípico ha tenido que especializarse más y más para que sea verosímil su nivel cultural: si en Mi noche con Maude (Eric Rohmer, 1969) Jean-Louis (Jean-Louis Trintignant) era un joven ingeniero católico capaz de disertar sobre Pascal, aquí Nathalie (Isabell Hupert) es directamente una profesora de filosofía.

Cine/TV

No es mi tipo (Lucas Belvaux 2015) 

No es mi tipo gira alrededor de una pregunta muy sencilla a la que es muy complicado responder. ¿Por qué nos enamoramos? O más bien ¿Por qué nos enamoramos de la persona equivocada? La solución puede estar en un breve diálogo entre el protagonista, Clément (Löic Corbery), y una admiradora de su obra como filósofo, que establece el amor como algo visceral, que antecede a la palabra, incluso al pensamiento. Solo así se explica que Clément, un parisino intelectual y profesor de filosofía, pueda empezar una relación con Jennifer, una peluquera de provincias deliciosamente interpretada por Émilie Dequenne, que consigue que nos enamoremos de su ordinaria pureza de madre soltera.