Hoy regresamos a la contracultura de los años sesenta para, aprovechando la publicación de Ringolevio de Emmett Grogan por parte de la siempre estimulante Pepitas de Calabaza, adentrarnos en uno de los episodios más sorprendentes e interesantes del underground estadounidense: los Diggers. Un movimiento telúrico, iconoclasta, radicalmente subversivo, anticapitalista, artístico e imposible que, sin embargo, sacudió los cimientos del icónico barrio de Haight-Ashbury en San Franc