Tras la estupenda y elocuente El corazón de Inglaterra, uno tenía ganas de repetir con Jonathan Coe. Todavía más al…