En El prodigio, el chileno Sebastián Lelio nos muestra a su protagonista, la extraordinaria Florence Pugh, comiendo una y otra vez. La contemplamos sin decir palabra, sentada en una mesa, en una imagen que se repite varias veces durante el metraje de esta estupenda película disponible en Netflix.