París. Noche negra. Otra más. Más atentados. Más horror. Horror que se globaliza –Beirut un día antes, Burundi colapsada, Filipinas...