Dicen las crónicas y algunas biografías oficiales que este cuarteto canadiense hace dream pop. Ciertamente la etiqueta encaja con alguno de los ambientes que generan, así como con las guitarras arpegiadas que puntúan elegantemente los diez temas incluidos en su debut.