Una de las pocas cosas buenas que nos ha traído la pandemia, musicalmente hablando, claro, es la recuperación de las versiones. Durante el último año y medio han sido muchos los artistas que se han animado a recrear y llevar a su terreno canciones de otros. Algo que era habitual en otras épocas, en las que incluso se editaba como single principal una versión. Y la verdad es que es algo bonito de recuperar, porque una canción tiene muchos puntos de vista diferentes. Algo que saben muy bien los norteamericanos Loma.