Adictiva, intrigante y de factura impecable, la serie alemana Dark es el penúltimo éxito de Netflix. Simpática sobre todo para el fan de la fantasía, el terror y la ciencia ficción, entretiene a pesar de que probablemente este podrá anticipar sus giros. Aun así, hay que recomendarla ‘ciegamente’ porque resulta imposible hablar de ella por la vulnerabilidad de su trama al temido spoiler. Es mejor verla sin saber nada de antemano.