No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Conciertos

Dekmantel 2016: Bendita Utopía 

Si algo caracteriza a los festivales de música de los últimos años es su imparable viraje hacia el dios Dinero. El símbolo del dólar patrocina cada uno de los rincones de dichos eventos, y todo, absolutamente todo, está confeccionado para que acceda la mayor gente posible a cada uno de sus patrocinados escenarios en los que conseguir una bebida a través de esas masificadas barras debería ser deporte olímpico. En medio de esta tendencia organizativa han aparecido unos tipos algo peculiares, los últimos románticos de una escena que cada vez huele menos a napalm y más a cloroformo.