Cuentan que los amigos del Sello Salvaje escribieron a finales de este verano una carta a los reyes indies, pidiéndole una banda joven, atractiva, con gancho y estilo y sobre todo, que les hiciera soñar. Y eso es exactamente lo que los reyes indies les han traído, un grupo de granada (la capital del reino indie) cuyo álbum de debut Royal Game (Sello Salvaje, 2014), invita a soñar y a imaginar un futuro más que prometedor.