Crudo es la película del momento. Si entendéis el cine como una expresión artística y no como un mero entretenimiento, creo que es imprescindible. Es de esas escasas obras que generan necesariamente una reacción: buena o mala, es difícil que sus poderosas imágenes os dejen indiferentes. La historia del cine pondrá luego en su lugar a esta enérgica ópera prima de la francesa Julia Ducornau, dependiendo sobre todo de cómo progrese la carrera cinematográfica de esta chica de apenas 34 años. Pero hoy, la película que tenéis que ver, se llama Crudo. Ha recibido premios en festivales importantes: Cannes, Austin, Londres, Sitges y Toronto, donde se dice que su proyección causó desmayos. Yo creo que no es para tanto, pero es verdad que hay momentos que pueden suponer un mal trago para espectadores sensibles.