Revenge es un potente film de género que hay que inscribir bajo la etiqueta del polémico rape and revenge -existe, sí- cine exploit sobre un tema escabroso, que debería dar lugar a un drama. Lo atractivo es que la película tiene un planteamiento feminista inteligente, pero también es un producto entretenido, cargado de humor, violencia y gore.