Con una coartada de ciencia ficción ecologista, George Clooney plantea en Cielo de medianoche un drama sobre la paternidad extendida a la responsabilidad generacional que tenemos con respecto a nuestros descendientes. Clooney interpreta a un científico en un mundo que se acaba, en el año 2049, probablemente tras un desastre ecológico