En su tercera temporada, la serie creada por Judd Apatow, Lesley Arfin y Paul Rust sigue explorando -en clave de comedia romántica indie- las relaciones de pareja. Para ello se vale de situaciones cotidianas con las que cualquiera puede sentirse identificado. La primera temporada de Love era un amplio preámbulo sobre cómo se conocían los protagonistas, Mickey (Gilliam Jacobs) y Gus (Paul Rust); la segunda se refería a los primeros compases de su relación y a los problemas del personaje de ella; y finalmente, aquí estamos ante una pareja consolidada, además de descubrir nuevos aspectos de la personalidad de él.