“Some Blue Morning” es el séptimo disco de este irlandés que lleva ya algún tiempo formando parte del  sello escocés Chemikal Underground.
Meter a Crowley dentro del saco de cantautores folkies sin más sería un error tan comprensible como grave. Si bien es cierto que al comienzo de su carrera sus querencias hacía el género eran más que obvias, a lo largo del tiempo ha ido desarrollando un discurso musical bastante más personal que el de otros coetáneos suyos.