Igual que hubo un tiempo que todas las cantautoras sensibles tenían que llegar al mercado sentadas en un piano (cuando...