El concierto estaba a punto de terminar. Mientras sonaban los acordes finales de My Mistakes, Eleanor Friedberger cogió su chaqueta...