Han pasado cuatro décadas desde que salió a la venta el primer álbum de Duran Duran, y de la que banda británica se convirtiera en uno de los grandes fenómenos musicales de los ochenta. Desde entonces, han tenido sus más y sus menos, pero lo que sí hay que reconocerles es que nunca han querido quedarse estancados en un sonido en concreto.