La vida del geniecillo del pop suele ser complicada en tiempos como estos, pero si son listos, acaban encontrando una manera de sacarse las castañas económicas al tiempo que seguir dando rienda suelta a sus creaciones más personales para deleite del público selecto que les sigue.