Calypso Rose es reina del calipso, un título que llegó a ganar en el concurso que lleva ese nombre, y que a estas alturas ya le damos sin pensarlo por sus 40 años de carrera, por la cantidad de canciones que ha dado al género, y por la soltura con la que lo sigue defendiendo a sus 78 años. Aunque instalada desde hace mucho tiempo en Nueva York, sigue manteniendo la esencia de su Trinidad y Tobago natal y produciendo uno de los sonidos más puros que se pueden encontrar en el calipso actual (con permiso del también veteranísimo calipsoniano Walter Ferguson).