No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Discos

Broken Social Scene, “Hug of Thunder” (City Slang, 2017) 

Quizá sea por las múltiples personalidades que forman la banda, pero el mundo de Broken Social Scene no entiende de etiquetas y estilos. Definir al combo canadiense como indie-rock casi sería un insulto, ya que sus discos dan para mucho más, y han hecho de su eclecticidad una de sus señas de identidad. Algo que se puede apreciar fácilmente en “Hug of Thunder”, su vuelta al mundo discográfico tras siete años de sequía.

Noticias

Kevin Drew y el buen sexo 

Somos muchos los que estamos atentos a cualquier movimiento de los miembros de Broken Social Scene, que la verdad es que no paran de hacer cosas. Uno de los más activos es Kevin Drew, que además de ser miembro fundador de la banda, tiene una carrera en solitario y lleva el sello Arts & Crafts, donde se alojan bandas como Trust o Los Campesinos! En este 2014 vuelve a recuperar esa carrera en solitario con un segundo trabajo llamado “Darlings”, el cual saldrá el 18 de marzo.

Conciertos

Rusos Blancos, Sala El Sol, Madrid (17-04-2013) 

Rusos-Blancos-portada

Verano instantáneo en la capital y, precisamente en ese momento, tiempo de nísperos. Solletico abrieron con su pop ultra-naïf heredado de Pauilne en la Playa y con algún deje de Single (salvando las distancias). Temas enérgicos, incitación al baile, recuerdos de penurias de camping de festival, delirios sobre gente loca y anhelos de petición de matrimonio, todo ello regado con palmas como sopapos, ritmos moviditos y muchas percusiones salidas de cacharros nunca vistos.

Discos

Autumn Comets ““Moriréis en Camboya”” (Subterfuge, 2013) 

autumn-comets-camboya

Slow-core, antifolk o simplemente indie-rock. Se le pueden poner muchas etiquetas a la música de Autumn Comets, pero lo que es innegable es que es una de las bandas con más personalidad de Madrid. Cuidan su sonido y sus producciones hasta el más mínimo detalle. Y en los tiempos del do it yourself en los que vivimos, eso se agradece mucho. En su tercer trabajo vuelven a conseguir un sonido vibrante y emotivo. Además, amplían sus miras, e incluso se atreven con el post-rock más melódico y con el emo-core que practicaban Sunny Day Real Estate o los primeros Death Cab For Cutie. Todo un acierto.