Muchas gracias por la lección, Pepitas de Calabaza. Y vosotros, apuntaros bien el nombre de esta editorial riojana de imposible...