Estamos ante lo que puede ser una de las grandes sorpresas del año. Y es que no todos los días nos encontramos con que dos pesos pesados de la música británica actual deciden unir sus fuerzas y editar un disco conjunto. Esto es lo que han hecho Jenny Beth, que parece que definitivamente ha finiquitado Savages, y Bobby Gillespie, el cual no necesita presentación.