Jack Antonoff se ha convertido en uno de los productores musicales más potentes de la actualidad. Suyas son las producciones de los últimos trabajos de Lorde, St. Vincent o Lana del Rey. Pero, además, cuenta con Bleachers, su propia banda, con la que también tiene bastante éxito y con la que nos ha dejado algún temazo que otro -aquél “Don’t Take The Money” era toda una joya de pop electrónico-.