Mola —¿todavía se usa «molar» en la era del Pokémon Go? Hay que ver cuánto hemos avanzado como sociedad…— cuando tus jefes en Indienauta te reservan un grupo/artista que creen especialmente indicado para ti… y aciertan. Desde Tulsa, Oklahoma, llega Benjamin Dean Wilson, un jovenzuelo —ni la foto en riguroso blanco y negro ni ese sospechoso bigote pueden engañar a nadie, Ben— especializado en dramas emocionales y existenciales miniaturizados en canciones pop de regusto clásico. Su primer lanzamiento, publicado por Tapete Records, se titula Small Talk y merece un repaso a fondo.