No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Discos

Beirut, “Gallipoli” (4AD 2019) 

Zach Condon arrastra desde el comienzo de su carrera una bendición que al mismo tiempo es un problema: Su debut discográfico (Gulag Orkestar, 2006) encajó tan bien en el panorama del indie de la época y generó una mezcla entre sorpresa y deleite tan impactante, que aún hoy en día todo lo suyo que nos llega tiene que ser comparado con la sensación que nos produjo aquel ya lejano trabajo. Es un poco injusto, porque si pudiéramos quitar todos los condicionantes contextuales, estoy seguro de que este Galipolli, su quinto larga duración, tendría que ser considerado mejor disco, ya que posee todo aquello que siempre nos pareció especial de Beirut, y encima está mejor producido y con una distribución más sabia de sus elementos. Pero claro, es imposible abstraerse, y ni nosotros somos los mismos hoy en día, ni el panorama musical es tan propicio para ese folk viajero lo-fi que se convirtió en su santo y seña. Para complicar las cosas, tampoco es que Condon haya variado demasiado su fórmula. Sus discos acababan diferenciándose por ligeras influencias de algún país recién descubierto, o por el uso predominante de algún instrumento en particular.

Breves

Beirut vuelven con ‘Gallipoli“ 

La historia del nuevo trabajo de Beirut comienza con el traslado del viejo teclado de casa de los padres de Zach Condon en Santa Fe, a la del propio Condon en el norte de Nueva York. A partir de ahí, encontramos grabaciones en un estudio de Chelsea, una caída en monopatín con rotura de brazo incluida, una mudanza a Berlín, y una grabación en la Puglia italiana aderezada con una dieta a base de pasta, pizza y guindilla. Todo eso es lo que ha rodeado a la creación de “Gallipoli”, el que será el quinto trabajo de Beirut.

Noticias

Dos The National y un Beirut juntos en LNZNDRF 

Parece que los miembros de The National no están dispuestos a tomarse un descanso entre disco y disco. Primero fue su líder Matt Berninger, que a finales del año pasado editaba el álbum de debut con EL VY, su banda con Brent Knopf de Menomena, y ahora es la sección rítmica de la banda la que se embarca en un nuevo proyecto. Scott y Bryan Devendorf se han unido a Ben Lanz de Beirut, y habitual colaborador de Sufjan Stevens, y han creado LNZNDRF.