La primera reseña de la rentrée tras las vacaciones es un apasionante y singular cruce de caminos. Se trata de Basilisco, del asturiano Jon Bilbao.