Un sencillo buceo en la red proporciona la posibilidad de degustar unas cuantas actuaciones en directo de Bailen, casi todas ellas centradas en la desnudez y el sonido acústico del trío. Escúchese, por ejemplo, su interpretación del single (y tema de apertura de su debut discográfico) ‘Something Tells Me’ desde los estudios NunOise de su Nueva York natal. Ahí encontramos todo lo que hace falta para descubrir que tienen algo especial. Basta ver a los dos gemelos Bailen y a su hermana ocupándose solitos de sus instrumentos (guitarra, bajo, teclados y batería) y, sobre todo, la imponente forma en la que los tres unen sus voces en unas armonías que ponen los pelos de punta y que, sí, poseen algo de ese “toque Fleetwood” que tanto bueno hizo por las también hermanas Haim.