El cine es emoción, dijo el director Samuel Fuller en una escena de Pierrot el loco (1965) de Jean-Luc Godard. Y lo que demuestra Rodrigo Sorogoyen en su película As bestas, es una enorme capacidad para manipular las emociones del espectador. El guión de Sorogoyen e Isabel Peña plantea una situación muy sencilla: el acoso que sufre una pareja de franceses -Denis Menochent y Marina Foïs- por parte de sus vecinos, dos hermanos -Luis Zahera y Diego Anido- en una aldea gallega.