Antonio Arias, al margen de liderar Lagartija Nick, una banda insignia en el rock de aquí, ha construido una destacada carrera en solitario con su pasión por el cosmos, la astronomía y los planetas. Venía a presentar su segundo y último disco en solitario  ‘Multiverso II: De la Soleá de la Ciencia a la Física de la Inmortalidad’. Y pese a que por alguna extraña razón, falló el público, no fue excusa para que la súper banda ofreciera un conciertazo de esos imprescindibles. Un tercio de aforo, de esos que no hacen justicia a la calidad y al nivelazo de lo expuesto en las tablas.