¿Por qué defiendo a ultranza los libros de relatos? Porque, a veces, te puedes encontrar «milagros» literarios en forma de...