¿Por qué nos gusta The Walking Dead? Mucho más honda de lo que piensan los que la desprecian como “una de zombies” o un “fenómeno fan”, pero con menos calidad de la que creen sus propios guionistas -a veces excesivamente pretenciosos- no deja de sorprenderme que una serie tan oscura tenga tantos seguidores. Esos que hacen mucho ruido con cada final -tramposo- de temporada, en el que un personaje más o menos importante muere por regla fija. Juego de Tronos -y George R. R. Martin– tienen mayor fama de mata-personajes, pero esta serie -y el cómic de Robert Kirkman– no se quedan atrás.