El disparate de los 70, peluquines e inagotables escotes, polis con rizos y ases en la manga. La gran estafa...