La tan sobada globalización en la que vivimos nos permite, en su vertiente positiva, acceder a lugares antes insospechados. Como toparse con un grupo francés completamente underground, del que poco se sabe salvo por su Facebook y con sólo 83 seguidores en Spotify. Que encima suenan de maravilla. Se trata de Amarillo, una banda parisina sustentada en el impulso creativo de Noé Beaucardet que sólo tiene en su haber un EP de título ‘Tomorrow we’ll be long gone’, editado en marzo pasado en el diminuto sello galo Microqlima.