Esta no es una novela ligera. Lo que nos ha preparado la indispensable Automática, con El mar alrededor, es un reto literario de envergadura.