Afincado en Seattle, USA, Adriano Santi comenzó su andadura en el 2011, siendo inicialmente un proyecto en solitario y casero. Ese mismo verano lanzaba Ballard Avenue, EP, su referencia de debut. Pero muy pronto Santi decidió que Blooper tenía que ser una banda y, con la ayuda de Darrin Ruder al bajo y Chris Quirk en la batería, el trío se auto-produjo un nuevo EP titulado Go Away, en mayo de 2012.