8.1
Score

Final Verdict

No hay álbumes malos de Spoon, los hay buenos y los hay excelentes, y “Lucifer on the sofa” estaría incluidos entre estos últimos, es su mejor trabajo en muchos años.

Spoon pública su décimo trabajo y se debe reconocer que lo conseguido durante estos casi treinta años de carrera tiene su mérito. No es fácil sonar siempre igual, para que nadie pueda decir donde diablos se ha ido mi grupo favorito, pero a la vez conseguir que cada álbum suene diferente al anterior. Es un reto que no está al alcance de muchos. Dicho esto, “Lucifer on the sofa”, supone una ruptura evidente del grupo de Austin con el anterior “Hot Thoughts”.

Nos encontramos ante un álbum más básico, más simple, en definitiva quizá el más rockero de Spoon, que ya en su primer corte “Held”, hacen suya totalmente la canción de Smog, pero sin dejarla irreconocible. Cualquiera podría creer por momentos que nos encontramos dentro del primer disco de los Black Rebel sin problema alguno.

Las cuatro canciones siguientes, “The Hardest Cut”, el single principal rockero y efectivo, “The Devil and Mister Jones”, blues-rock, “Wild”, un single totalmente adictivo, y la sencilla y ascendente “My Babe” forman un cuerpo indisociable, que hacen que sin dudar nos encontremos ante uno de los grandes trabajos de Spoon.

De esos que te hacen dudar sobre tu canción favorita, aunque sinceramente, “Wild
tiene muchos números para ello. “On the radio”, otro de los momentos álgidos, garaje-rock, que demuestra que el grupo arde en deseos de salir de gira y de ser invitados a los grandes festivales. Se tranquilizan con “Astral Jacket”, “Satellite”, con guitarras distorsionadas, para cerrar con la canción homónima con el álbum, que es toda ella una declaración de intenciones, de cómo derrotar a los fantasmas interiores, y, no convertirte en “Lucifer on the Sofa” (What am i gonna do with/ with your last cigarrettes/all your old records/ all you old cassettes?). Una canción evidentemente postpandémica que nos quiere señalar el camino de salida.

En definitiva, un grupo de buenas canciones que se notan preparadas para defenderse en el más riguroso directo, y que nos hace acercarnos nuevamente al momento, hace años ya, en que la banda emergió con toda rotundidad, entre el Kill the Moonlight (2002) y el Ga Ga Ga Ga Ga (2007).

Sinceramente no hay álbumes malos de Spoon, los hay buenos y los hay excelentes, y “Lucifer on the sofa” estaría incluidos entre estos últimos, es su mejor trabajo en muchos años y sin duda uno de los primeros grandes discos del año, que veremos aparecer, sin duda, repetidamente, en las tan socorridas listas de finales de año.