El salto a la pista de baile que han dado Tame Impala con ‘Let It Happen’ ha sido sorprendente, pero también muy interesante. Los australianos se han hecho con uno de los rompepistas del año, y como tal, necesita de un buen remix de un artista o grupo de renombre, que en este caso se hacen llamar Soulwax. El famoso dúo belga reconstruye el tema completamente, dándole un toque funk que le viene como anillo al dedo, y elevando la duración hasta los nueve minutos. Todo un trallazo que te hará levantarte de la silla al instante.