Quivers es una de esas bandas con las que tienes la sensación de que lo van a petar de un momento a otro. El grupo australiano ya nos mostró lo bien que se le daba pop de las antípodas en ‘Golden Doubt’, su estupendo segundo trabajo. Y hace unas semanas sorprendieron con “Apparition”, un maravilloso corte que adelantaba su nuevo álbum y en el que se iban a un sonido más americano. No obstante, han pasado del sello madrileño Bobo Integral al norteamericano Merge Records. Otro síntoma de que aquí hay una propuesta con mucho futuro. Y ellos saben que tienen un as en la manga con “Oyster Cuts”, el tema central de su nuevo trabajo.

Estamos ante una canción en la que Quivers dejan las guitarras potentes de lado para centrarse en la limpieza y en un sintetizador melancólico que lo cubre todo. Además de un contagioso ritmo que hace que nos encontremos ante un medio tiempo con un cierto toque a los ochenta. Y todo eso se fusiona a la perfección en un tramo final precioso marcado por la voz de su cantante principal.

Esto es lo que comentan Quivers de su nuevo single:

<<Esta canción era un comodín. Queríamos que fuera realmente simple y quedara atrapada dentro de un sentimiento cálido, como un recuerdo abstracto. Bella y luego Holly cantan juntas desde la perspectiva de alguien que sale de situaciones difíciles y se enamora nuevamente. En cierto modo, para un álbum tan submarino, se trata de alejarse nadando del dolor. Nadar con otra persona. También es esa sensación sin aliento de encontrar a alguien y no estar seguro de si lo has soñado. Proyectamos sobre las personas todo el tiempo, pero cuando realmente las conoces y las amas, son más reales de lo que puedas imaginar. Termina con el caos controlado de los drones de retroalimentación de Mike, algo que estamos emocionados de desbloquear en los conciertos que tenemos por delante>>

Oyster Cuts’ se pondrá a la venta el próximo 9 de agosto vía Merge Records.

Foto: Rick Clifford