8.2
Score

Final Verdict

Porridge Radio se confirman como una de las mejores bandas de rock de la actualidad con ‘Waterslide, Diving Board, Ladder To The Sky’, un estupendo tercer trabajo en el que también se acercan a sonidos más pop.

Porridge Radio publicaron su segundo trabajo el día que medio mundo se encerró su casa por la pandemia. Algo que, en un principio, tendría que haber sido perjudicial para un grupo que estaba en pleno crecimiento en aquella época. Pero lo cierto es que, aunque no pudieron hacer gira para presentarlo, lograron un éxito importante para su categoría, y el beneplácito de toda la crítica. Y lo mejor es que, durante estos dos años, han ido engrandeciendo ese éxito con algún suelto –“7 Seconds” es una de las mejores canciones de 2021-, y alguna que otra colaboración. Por lo que llegan a su tercer trabajo convertidos en uno de los grupos emblema del nuevo rock británico.

Waterslide, Diving Board, Ladder To The Sky’ es un disco con el que Porridge Radio certifican que ya cuentan con un sonido propio. Estamos ante un trabajo que cuenta con todos los ingredientes que hacen que reconozcamos sus canciones al instante. Es decir, tenemos la voz llena de angustia de Dana Margolin, esos teclados que rezuman oscuridad, pero también belleza, y las guitarras que se sumergen en mundos post-punk. Pero esta vez también hay una cierta sensación de que han buscado un poco más su faceta más pop. De hecho, la propia Margolin ha confesado que un tema como como “The Rip” es un intento de hacer canción de Charli XCX con la instrumentación de los Deftones. Y es innegable que les ha quedado redonda.

Lo primero que encontramos tras un breve intro, es “Back to Radio”, un corte en el que podemos comprobar lo bien que se adaptan mundos más pop a su épica rock. Y es que, en ella, le dan protagonismo a un teclado de lo más juguetón. Aunque eso sí, no pueden evitar terminarla con un buen chorro de esa épica de estadio que han buscado para este álbum. Un sonido que también se puede apreciar es la impactante “Birthday Party”, en la que Margolin repite sin cesar que no quiere ser amada. O en “U Can Be Happy If Want To”, donde un órgano que es pura psicodelia empapa toda la canción. Además de en esa brutal “End of Last Year”, en la que nos dejan una de las grandes tormentas sonoras del álbum.

Una de las cosas buenas que tiene este tercer trabajo de Porridge Radio, es que, de vez en cuando, rompen esa intensidad y te dejan un corte mucho más directo. Es el caso de “Trying”, la cual, si no fuera por esa letra llena de incertidumbre, se podría decir que es una canción alegre. O de “I Hope She’s Okay 2”, en la que sorprenden con un ritmo mucho más movido de que de costumbre y unas trompetas que lo acompañan. De hecho, cierran el álbum con una balada en la que se dejan la épica de lado, y le dan el protagonismo a una guitarra acústica y un teclado de lo más tímido. Y les funciona bastante bien.