Intensidad eléctrica

Porridge Radio es una de esas bandas a la que no le ha quedado más remedio que crecer con a pandemia de fondo. El grupo liderado por Dana Margolin publicó su segundo trabajo justo cuando empezábamos el confinamiento, lo que, por un lado, hizo que sus escuchas se dispararán, pero claro, no pudieron presentarlo en directo. Así que, al final, y gracias a las sucesivas olas, no han tenido más remedio que encadenar la gira de ese álbum y la de su continuación, la cual se ha editado en este 2022. Y eso es lo que se pudo ver la pasada noche en Madrid.

La banda de Brighton aterrizó en Madrid con todas las entradas agotadas y con un cambio de sala que, la verdad, funcionó bastante bien, porque hay que decir que el patio de La Casa Encendida es un sitio perfecto para un concierto con 400 o 500 personas de aforo. Sobre todo, porque, te pongas donde te pongas, se puede ver perfectamente. A lo que hay que añadir un sonido bastante bueno. Así, nada más empezar, y tras salir al escenario bailando el “Rock DJ” de Robbie Williams, atacaron una “Give/Take” en la que se pudo comprobar que, a pesar de tener que haber suspendido más de una gira, están de lo más rodadas.

Está claro que la protagonista absoluta de la banda es Dana Margolin, que se deja la piel, y la voz, encima del escenario. E incluso entre el público, como pudimos comprobar en la parte final de “U Can Be Happy If U Want To”, la cual canto junto a las primeras filas. Pero también hay que reconocer que el resto de la banda le presta un apoyo absolutamente necesario para que sus descargas eléctricas e intensas lleguen a buen puerto. Y así nos dejaron momentos tan memorables como el que se vivió con “7 Seconds”, esa canción que editaron entre sus dos últimos trabajos, y que se ha convertido en el gran éxito de su carrera. O “Good For You”, el tema junto a Lala Lala que publicarón en 2020. Además de algunas de algunas canciones de su último trabajo, como “The Rip” y “Back To Radio”.

Para el bis tenían preparada una sorpresa en forma de versión. Porque, a pesar de que había muchos temas propios que podrían haber tocado -su segundo trabajo apenas lo visitaron tres veces-, decidieron hacer una minimalista versión del “Man of Oil” de Animal Collective. Y digo minimalista porque la caja de ritmos no les funcionó y su batería se tuvo que conformar con tocar solo los teclados. Eso sí, para cerrar una gran noche, Porridge Radio se reservaron su “Sweet”, uno de los temas más potentes de su carrera, el cual levantó algún que otro pogo entre la chavalada de las primeras filas. Para que luego digan que el rock es de puretas.